Jueves, 24 de junio de 2021 | Año XXI | No: 7512 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocío Castellanos Rodríguez

Log in
eszh-CNenfrdeitjaptru

Aarón Hernán, un hombre dedicado a su vocación

*El primer actor, que trabajó en más de 70 producciones, no temía a la muerte

México, 26 Abr .- A los 14 años, Aarón Hernán vio una película y supo que el resto de su vida quería ser actor, sin saber que conseguiría el reconocimiento en la industria al ser considerado un primer actor, tanto en cine como en televisión y teatro.

Nacido en Camargo, Chihuahua, el 20 de noviembre de 1930, Hernán se mudó a la Ciudad de México con su madre tras la muerte de su padre en 1956, en donde estudió contaduría.

Sin embargo, Aarón sabía que quería ser como aquel Jorge Negrete que tanto admiró, así que dedicó sus esfuerzos en estudiar en el Instituto Cinematográfico, Teatral y Radio-Televisión de la Asociación Nacional de Actores (ANDA), en donde posteriormente fungió como secretario entre los años 1998 y 2002.

Hasta el día de su muerte su deseo fue trabajar. Su debut en la actuación lo hizo en un escenario, con la obra de teatro Las manos sucias, de Jean Paul Sartre. Tendrían que pasar algunos años más para que el director de cine Servando González lo considerara en un papel secundario para el filme Viento negro, de 1964, en el que compartió créditos con David Reynoso, Fernando Luján y José Elías Moreno.

Seis décadas más tarde, Aarón era ya un actor consagrado. Fue el productor Ernesto Alonso el que le dio su primera oportunidad en la televisión en 1965, con su debut en La mentira, al lado de Julissa, Enrique Lizalde y Fanny Cano.

Padre de dos hijos, producto de su relación con su ex esposa Edith Sánchez, pensaba que la muerte era inevitable en el ciclo de la vida. Participó en decenas de telenovelas, entre las que se incluyen Muchacha italiana viene a casarse, La fuerza del amor, Imperio de cristal, Pueblo chico, infierno grande y Sortilegio, por, mencionar algunas.

Aunque sus últimos días los pasó en la Casa del Actor, a donde se mudó desde 2018, dedicando su tiempo a juegos de mesa que ejercitaban su memoria  que empezaba a debilitarse, estuvo orgulloso hasta de su último proyecto, en el que dio vida al "Padre Sixto", en La sombra del pasado.

En el cine Hernán participó en filmes de diversos géneros, entre los que destacan Atentado, su último filme hace diez años; No eres tú, soy yo; o Presagio. En teatro, trabajó al lado de Beatriz Aguirre en la adaptación de Elsa y Fred, El laberinto de un hombre solo y con otro gran histrión, Ignacio López Tarso, en Doce hombres en pugna, entre otras.

Recordado por darle vida a personajes antagónicos, a sus 89 años su corazón dejó de latir. Pero su leyenda seguirá viva en su familia, seguidores y los proyectos a los que le puso tanto empeño y que lo llevaron a ser reconocido en diversas ocasiones.

En 1986 se le otorgó la medalla Virginia Fábregas por 25 años de trabajo ininterrumpido; se le suma en 2011 un Laurel de Oro y un año después el Gawi Tónara por parte del gobernador de Chihuahua, César Duarte, además de sus nominaciones a los Premios TVyNovelas.

CPL/URE

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Reportajes

Construyeron viviendas en el Estado de México para el abandono

Por Mesa de Redacción

México.- A 54 kilómetros del centro de la Ciudad de México se localiza el municipio...

Calaveritas de azúcar, una dulce tradición 

Por Jorge Carrasco / Yaremi Escobar

México.- México pasó de representar la conclusión de la vida mediante la exhibición de cráneos humanos...

El espíritu inútil: Bisteces contra guisados

Por Pablo Fernández Christlieb

México.- A los científicos, administradores e ingenieros les gustan las milanesas. A los poetas, pintores...

El Metro, 50 años de historias

Por Quetzali Blanco

México.- El Metro de la Ciudad de México, es desde hace 50 años, el principal transporte...

Pirotecnia de Tultepec crea obras artesanales efímeras hechas de fuego

Por Gerardo Avendaño

Tultepec, Méx.- El conocimiento de física y química de los artesanos pirotécnicos de Tultepec, combinado...

Cuando el silencio tomó las calles de la Ciudad de México

Por Yaremi Escobar

México.- En una ciudad que no duerme, donde la prisa, las marchas y el ruido estrujante...

El Oro, una estampa del México minero en nuestros días

Por Arturo Monroy Hildegarde

El Oro, Mex..- Testigo de un glorioso pasado minero, el pueblo mágico de El Oro...

Una cata de ‘mota’ para difundir la cultura canábica

Por Ernesto Alvarez

México.- En la Ciudad de México se multiplican los espacios que defienden el uso lúdico...

Incubadora fortalece al talento de la moda para que su idea sea un éxito

Por Lucía Lizárraga Castro. Corresponsal

  Guadalajara, 2 Mar .- Considerando que a Guadalajara se le conoce como “capital de la...

Puntos de vista...