Viernes, 15 de octubre de 2021 | Año XXI | No: 7626 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocío Castellanos Rodríguez

Log in
eszh-CNenfrdeitjaptru

Abandono escolar: un problema que todos debemos conocer

deserción escolarMéxico.- Lilia Domínguez Monroy, orientadora a nivel preparatoria egresada de la FES Acatlán de la carrera de Pedagogía, que lleva más de 14 años en este mundo de la docencia, desde su experiencia destaca cuales son los principales factores que provocan la deserción estudiantil. 

Resalta que la deserción estudiantil sigue girando en torno a temas económicos y familiares, pero en la actualidad hay nuevos factores como el Bullying y la depresión que se están convirtiendo en los principales factores del abandono escolar. 

Señala que el trabajo de un orientador va más allá de solo vigilar a los alumnos, “ser orientador no solo consiste en vigilar y tener disciplinados a los alumnos, es mucho más que eso; ser orientador te convierte en padre, madre, amigo, hermano, psicólogo, maestro… y es aquí cuando me doy cuenta de que amo mi trabajo” 

Usted siendo orientadora y docente de grupos de preparatoria, ¿Por qué cree que la deserción estudiantil se ve más presente en este lapso de vida de los adolescentes?

A lo largo de mi carrera como docente han variado los motivos por los cuales, un estudiante se acerca a decir que ya no continuara en el plantel. Un factor muy marcado que sigue hasta la actualidad, es la falta de apoyo económico por parte de los padres o el tutor, entonces, el alumno pasa a ser integrante de la vida laboral y económica de su familia. 

También existen casos en los cuales la motivación extrínseca e intrínseca no existe en el alumno, esto hace que no encuentre motivos o algún sentido para seguir estudiando. 

¿De qué manera se ven reflejadas las motivaciones extrínsecas e intrínsecas en la vida de un estudiante de preparatoria?

Digamos que la motivación extrínseca es fundamental, ya que, es la que motiva al alumno desde fuera (familiares, amigos, pareja, hijos, etc…), pero para mí, la motivación intrínseca es la de mayor importancia y la que se debería de trabajar desde que los alumnos son pequeños. 

Entendamos que esta motivación intrínseca, es aquella que viene desde tu interior a fin de que puedas cumplir tus metas, sin la necesidad de que las personas que te rodean te alienten de manera constante, entonces, por prioridad y por un bien para el alumno, la motivación intrínseca debe dominar sobre la extrínseca.

¿Cómo han cambiado los principales factores de la deserción estudiantil y que otras problemáticas se han ido presentando?

Los factores más comunes a la hora de la deserción académica siguen siendo los mismos: los económicos, los académicos, los personales; solo que se ajustan al contexto del alumno que lo ésta viviendo, pero, en los últimos años se han presentado nuevas problemáticas como el Bullying y la depresión.

El bullying está muy presente y puedo decir que es una de las causas más importantes de la actualidad, por la cual los alumnos deciden darse de baja de la escuela, por lo que muchas veces, el solucionarlo no es una opción para las personas que lo sufren. Así que por este factor y muchos otros, nosotros los docentes tenemos la obligación de crear un ambiente de respeto entre todos los estudiantes y maestros que forman parte del plantel. 

¿Cree usted que la continua búsqueda de identidad o de pertenencia a algún grupo o amistad, puede ser un factor para que el alumno decida dejar de estudiar?

Si puede afectar, desgraciadamente hay muchos alumnos que carecen de inteligencia psicológica y emocional. Al llegar a la etapa de la adolescencia, el individuo no tiene las habilidades adecuadas para poder enfrentarse por sí solos a esta búsqueda de identidad, por lo tanto, los llevan a situaciones donde se ven influenciados de manera fácil, porque sienten la necesidad de pertenecer a un grupo de personas o a una amistad, que la mayoría de veces no le beneficia en lo mínimo.

¿De qué manera los docentes ayudan y siguen motivando a los alumnos a seguir adelante a pesar de sus problemas?

No solo somos los docentes, también implica la organización de la propia escuela, los directivos, y sobre todo la planeación curricular que se tiene, vemos que muchas escuelas ya cuentan con departamentos especializados, por ejemplo: orientación estudiantil o el propio departamento de psicología; que se encargan de ayudar a los alumnos a conseguir su motivación intrínseca, y de esta manera, ellos mismos puedan establecer las metas y objetivos que quieran cumplir a lo largo de su vida, tanto escolar como personal. Finalmente, está en nosotros orientarlos para que sean personas de bien, que se superen y principalmente, sigan estudiando y preparándose con el fin de convertirse en grandes profesionistas.

¿Usted piensa que una de estas razones para que un alumno deje de estudiar sea que el plantel no cumpla sus expectativas?

Si, ya que muchas veces hay escuelas grandes que no dan nada, y escuelas pequeñas que te dan todo, pero pienso que la toma de esta decisión es afectada directamente por la filosofía que maneja el plantel y el ideal que buscan fomentar y plasmar en sus alumnos para crezcan en todos sus ámbitos (personal, académicamente, valores, oportunidades, etc…), por esta razón es que muchas veces los alumnos deciden no seguir con sus estudios, al no sentirse identificados con el platel, no encuentran motivación alguna. 

¿El porcentaje de deserción estudiantil ha aumentado o a disminuido y quien se ve más afectado, alumnas o alumnos?

Puedo decir que las estadísticas dicen que va en disminución, pero hay muchos factores que intervienen, dependiendo el año y el contexto que se de en él, se ve afectado este porcentaje. 

Pasando al tema de la deserción entre las mujeres y los hombres, tristemente se tiene un registro donde las alumnas son las más afectadas y mayormente es por la problemática del embarazado a muy corta edad, que muchas veces por esta situación, no terminan sus estudios y ven truncadas sus metas, pero en la actualidad los planteles ayudan de diversas formas a las adolescentes que quieren continuar con su vida académica. 

¿En algún momento sintió tristeza por la noticia de que alguno de sus alumnos ya no podía seguir con sus estudios? 

Se siente muy triste ver como niños de 15 y 16 años dejan de estudiar por diferentes motivos, que muchas veces no están en sus manos estas decisiones y que por una mala orientación en su vida por parte de su familia o su pareja desertan de la escuela, pero también es muy bonito apoyar a los alumnos para que sigan estudiando y saber que los ayudaste a darse cuenta que pudieron haber elegido la peor decisión, la cual es dejar sus estudios inconclusos.

Yo como orientadora apoyando a mis alumnos de diferentes maneras, ya sea con terapias psicológicas, orientándolo en sus decisiones o platicando diariamente con él sobre los problemas que se le presentan en su vida, estas formas de ayudar varían, ya que se debe llevar un continuo proceso con el alumno y así poder ayudarlo con sus problemas académicos o personales.

A partir de que el alumno decidió seguir con sus estudios ¿De qué manera usted puede seguir guiando a los alumnos y mantenerlos disciplinados? 

Hay diferentes maneras en las que podemos vigilar a los alumnos, sin embargo, la mejor manera de seguirlos es en grupo, hay excepciones donde sí se debe seguir de forma estricta a personas que pueden presentan problemas académicos o de conducta, pero casi siempre no pasa de una llamada de atención o de hablar personalmente con ellos y sus padres. Sobre todo, es observar cómo va su aprovechamiento académico, también, es tener en consideración su comportamiento emocional, que muchas veces puede ser la causa principal que afecte el rendimiento del alumno, y una vez encontrado el problema, poder intervenir a tiempo para evitar que éste mismo decida darse de baja permanente de la escuela. 

¿Qué es lo más difícil de enfrentar en la vida académica de un alumno?

La mayoría de problemas que se presentan son los académicos, casi siempre están conectados con esta falta de comunicación donde el profesor pide algún trabajo y yo como alumno no entiendo la manera de hacerlo y termino entregando algo muy diferente a la que se dejó, por lo que los orientadores estamos para moderar esa situación y que no pase a ser un problema personal entre las dos partes (alumno y docente). 

¿Cómo es lidiar con un alumno irregular y como impulsarlo para que continue y pueda pasar todas sus materias, que métodos conoce usted para aplicar en estos alumnos?

El lidiar con alumnos así es motivador, yo como orientadora me siento impulsada a querer ayudar a un alumno con problemas académicos, ya que tengo el deber y el compromiso de ayudarlo y que logre, pasar de año o termine la preparatoria. 

Existen muchas maneras de ayudarlo, pero la más recomendable es acercarse a él y preguntarle si tiene problemas emocionales o familiares, una vez identificada la problemática, podemos saber las diferentes técnicas que vamos a utilizar para trabajar con el alumno.

Hay diversas formas de establecer un proceso de ayuda para ellos, pero estas dependen de la situación y el contexto que rodea a cada alumno.

¿Cómo orienta a un alumno que se acerca a usted a decirle que no sabe que estudiar?

Hay diferentes maneras, brindamos las herramientas necesarias (como los test vocacionales) y de esta manera, el alumno pueda identificar cuál es su perfil vocacional, al igual que, tenga muy presente cuáles son sus principales habilidades y así, poder elegir el área académica donde las explote para beneficio propio. Con todas las herramientas que previamente ya se utilizaron, debe de quedar muy claro hacia que trabajos va enfocado el estudiante, y así puedan escoger carreras que tengan una estrecha relación con sus habilidades, al igual, que sepa el rumbo que tomara su vida al momento de dejar el bachillerato.

Una vez pasado todo este procedimiento de la primera vuelta de exámenes a nivel universidad ¿Cómo alienta a sus alumnos a que sigan intentando y que no se derroten, que sigan peleando por sus metas y sueños?

No queda de otra que motivarlos, seguirlos apoyando con el “si van a poder”, muchas veces desde la propia experiencia, otra forma seria poniendo de ejemplo generaciones que ya salieron y que vean que es posible quedar seleccionados en la universidad en la que anhelan estudiar. Son demasiadas las formas en las que los podemos impulsar y alentar, pero a final de cuentas, ellos son los que deben de enfocarse y luchar por esa meta que tanto quieren alcanzar. 

¿El indice de aceptados a universidades ha incrementado o se sigue manteniendo igual?, ¿Y usted como puede ayudar a que este porcentaje aumente conforme avanza el tiempo? 

El indice de aceptados varia, pero en donde yo trabajo casi siempre el 70% de los alumnos queda seleccionado en alguna universidad, hay años en los que se queda el 90%, y este indice puede cambiar dependiendo la generación, que tan comprometida venga con cumplir sus sueños y metas. La única manera que conozco en al que puedo ayudar a que incremente, es que cada día tengo que ayudar y orientar a mis grupos, apoyarlos, no dejarlos solos y siempre estar con ellos. 

Pero, aunque hagamos todo lo posible porque los estudiantes se esfuercen al momento de presentar su examen de admisión, algunas universidades no cuentan con el suficiente espacio en sus aulas para poder aceptar a la mayoría de alumnos que quedaron seleccionados, entonces, solo queda esforzarnos y demostrar que las generaciones contemporáneas se quieren seguir superando, con esto, dejar bien claro que de verdad se necesita cubrir la falta de salones escolares y espacios universitarios a fin de construir un México mejor preparado (académicamente).

 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Miscelánea

Puntos de vista...